el suertudo

El suertudo solia ser “Negrito” pero en el contexto de la sociedad politicamente correcta en la que vivimos en EEUU, se convirtio de Blacky en Lucky. Nos parecio correcto pues paso de vivir en un espacio muy chiquito a tener todo un fondo para correr. Fuimos felices con el suertudo. Cuando dejo de ser cachorro paso a ser el mejor perro del mundo. Era cariñoso con todos y en especial con los niños. Nos seguia y nos avisaba cuando venia alguien que no conociamos. Le gustaba jugar y le encantaba explorar cualquier lugar que fueramos. Era muy sociable con otros perros y no se comia los zapatos. En estos dos días hemos repasado mil veces lo que paso y pensamos en tantas otras desiciones que podriamos haber tomado para que el suertudo no se este quedando enterrado en Potosi. Podriamos haberlo dejado en Portland y que no corriera con nosotros la aventura por Lationamerica. Podriamos no haberlo dejado salir del camper la noche en que murio. Ya nos estabamos acostumbrando a que estuviera libre cuando parabamos pero Lucky todavia no se habia acostumbrado a que pasaran autos por la calle y no sabia como cruzar.

suertudo
en la ruta del che en bolivia

¡Me duele en el alma la muerte de Lucky y lo vamos a extrañar muchisimo, como nunca me imagine podria extrañar a un perro!